Un recorrido en bus por espacios abiertos y otras actividades para el fin de semana

El tour partirá a las 17:00 desde el CCR El Cabildo. El acceso será libre y gratuito. Abarcará intervenciones e instalaciones en el Puerto de Asunción, la Plaza Uruguaya y la Avda. Mariscal López…

Varias son las actividades programadas en el marco de la Bienal Internacional de Arte de Asunción para este fin de semana. Todas con acceso libre y gratuito. Este sábado 17 de octubre, a las 21:00, tendrá lugar el acto de apertura de la exposición del artista Jens Kull, en el local de El Poniente (Palma esquina Montevideo). Según los curadores (Catálogo BIA 2015), el artista sueco-mexicano Jens Kull explora en su práctica los impactos de lo global, lo local, y lo “glocal” en imágenes familiares o desconocidas, y espacios o procesos que afloran en sus obras. Tocando la importancia de lugares y narraciones que reflejan significados y dimensiones locales y globales. Kull estima el arte como una práctica o paradigma inherentemente “glocal” donde las tensiones e interinfluencias de lo heterogéneo y lo homogéneo, las historias específicas y humanismos generales, o las _k0a9912_1diferencias entre el “ser” y “ver” son explorados profundamente y alcanzan un equilibrio singular. Kull usa las influencias escultóricas, tecnológicas y literarias para crear obras que pueden negociar con experiencias y sufrimientos cotidianos.
La muestra podrá ser visitada los días viernes y sábado a partir de las 21:00. En tanto que las obras del artista paraguayo Flavio Giménez, que se exponen en el local de Pirata Bar (Ayolas y Benjamín Constant) podrán ser visitadas también los días viernes y sábado en el mismo horario. Así la Asociación de la Movida del Centro Histórico de Asunción (AMCHA) se suma a la BIA 2015, propiciando la exposición de obras pensadas para ser apreciadas especialmente en horarios nocturnos.

Domingo en el Centro Cultural del Lago
Este domingo 18 de octubre, a partir de las 10:00, se puede visitar la muestra de Lucy Yegros y Satina Chamorro, en el Centro Cultural del Lago, en la ciudad de Areguá. Sobre estas artistas paraguayas, los curadores señalan (Catálogo BIA 2015) que la obra de Lucy Yegros tiene que ver con el imaginario colectivo y la religiosidad popular. Sus altares, con figuras casi totémicas tienen mucho que ver con el arte de los pueblos originarios. Lo interesante en la obra de Lucy es que ella ha cultivado también el arte y la literatura orientales. Es así que, la artista ha tenido conocimiento de la poesía japonesa; en especial los poemas breves llamados haikus que tienen que ver con la filosofía del budismo zen. De esta manera se produce una simbiosis entre estos dos elementos de donde surge una síntesis creadora. En cuanto a Satina Chamorro; sus trabajos realizados sobre papel que nos retrotraen a juegos infantiles o trabajo sin fin, a calados con tijeras. Con estos elementos tan frágiles y tan flexibles ella fabrica objetos casi barrocos que cuelgan como serpentinas y crean un ambiente lúdico para el espectador. De esta manera ella logra incluso objetos tridimensionales rompiendo la natural superficie aplanada del papel. Como ella misma fabrica el soporte de sus obras, en algunas ocasiones, podemos ver figuras transparentes o translúcidas colgadas en el espacio que parecen espectros, sombras de sombras. La obra colectiva propuesta por estas dos artistas conjugan los saberes de ambas y de alguna manera se complementan por su lenguaje altamente simbólico, de palabras y poemas.

Recorrido en bus por espacios abiertos
Este domingo, a las 17:00, se realizará un recorrido por espacios abiertos, que abarcará las obras de los artistas: Diego Masi, Mónica González, Claudia Casarino, Celso Figueredo y Omar Estrada. Con ese propósito, se habilitará un bus de la Empresa La Sanlorenzana, que partirá desde el Centro Cultural de la República El Cabildo (Avda. de la República esq. Alberdi) para retornar al mismo lugar una vez concluido el recorrido de alrededor de dos horas. El acceso será libre y gratuito.
El tour tendrá su primera parada en el Puerto de Asunción (Colón y El Paraguayo Independiente), para visitar las obras de los artistas que exponen en el lugar. El cubano Omar Estrada propone una instalación sonora, que tiene como locación a una de las balsas que realiza el tradicional cruce del Río Paraguay, hasta el Club Mbigua. “Como artista multidisciplinario su obra se ha movido en la frontera o intercepción de lo diverso para desde allí construir o aportar una nueva diferencia”, señalan los curadores sobre este artista en el Catálogo de la BIA 2015. “Cartografía Decolonial es una sinfonía dedicada al ideal latinoamericanista; un palimpsesto intercultural —desde la reformulación de nuestras composiciones patrióticas— que se resiste a generalizaciones geopolíticas y sueños de homogeneidad. La pieza cuestiona las metodologías uniformadoras que intentan explicar el subcontinente, destinadas a vagar entre la realidad de una lengua impuesta y las más de 1000 lenguas autóctonas que hasta hoy subsisten en la región. Cartografía Decolonial es una armonía negociada en la diferencia que nos recuerda que América Latina no se parece al orden de su utopía sino al caos de su historia. Para contradecir ese caos, el artista también ha hecho comentarios a las utopías históricas que nos antecedieron en diferentes territorios americanos y acciones que, en formatos de video games o performances participativos, tejen una estela de compromisos éticos y sociales entre el arte y su público”, agregan.
Por su parte, Claudia Casarino realiza una instalación de género y a base de telas recicladas a modo de un gigantesco vestido, como una metáfora del desnudo y la femineidad, a la entrada del Puerto, en tanto que Celso Figueredo eligió al embarcadero como escenario para su creación consistente en un bote transparente realizado con reciclados de bolsas de plástico, que simboliza una fuerte crítica social. Sobre el artista paraguayo Celso Figueredo, los curadores (Catálogo BIA 2015) consignan: “La sátira posee varias aristas, la puramente comestible, la social y la simbólica. En efecto, todos estos elementos se conjugan en una metáfora donde se realiza una fuerte crítica social hacia un mundo kitsch, casi folclórico, de costumbres tradicionales y una notable crítica hacia los poderes públicos”.
Con referencia a la artista paraguaya Claudia Casarino, los curadores (Catálogo BIA 2015) sostienen que “juega con el concepto Lacaniano que considera el vestido, el envoltorio como metáfora del cuerpo desnudo, aquí distinto tipos de vestimenta, ropa interior, uniformes que están colgados o tensados en contextos insólitos marcando la ausencia del ser femenino que es impugnado por los sistemas sociales de servidumbres símbolo mediático comercializado de crisalidad que surge hacia el espacio exterior y hacia la vida, planteando lo problemático de todos los roles asignados a la mujer por la teoría del eterno femenino. Los deslizamientos lingüísticos (metonimias) contaminan la totalidad de las ropas hechas de Ao poi paraguayo, tules, enaguas que invaden el espacio circundante. Por otra parte aparecen las intervenciones fotográficas, gran parte de ellas con preocupaciones feministas, relacionadas con el género sometido de la mujer en nuestra sociedad: de allí las sirvientas o empleadas domésticas que aparecen realizando tareas domésticas cotidianas denotando la explotación de la mujer y la represión sexual que aparece simbolizadas en las mascaras que cubren los rostros de los personajes y las partes intimas de la mujer como los senos y nalgas. Ella tiene una imaginación desbordante y se atiene a la concesión del cuerpo como lenguaje”.

Intervención a la estatua de Artigas
El recorrido proseguirá en la Plaza Uruguaya, en donde se encuentra la obra del uruguayo Diego Masi, quien realizó una intervención a la estatua de Artigas. Con relación a este artista uruguayo, los curadores señalan en el Catálogo de la BIA 2015: “Las instalaciones de Diego Masi utilizan las percepciones y experiencias del ambiente como basamento para la fundación de nuevos vocabularios visuales. Dentro del contexto de la galería de arte o sitios urbanos, los patrones, los colores, y las transformaciones de Masi crean modelos de significación alternativos a las funciones normales”. Sobre la obra que presenta en la BIA 2015, el artista Diego Masi afirma: “Este proyecto, se basa en la reflexión sobre la condición del tiempo y de la historia, sobre el imaginario de nuestros próceres, y los cambios de sus imágenes con el entorno. Imagen temporal, es una intervención urbana efímera, que durará treinta días. Consiste en la búsqueda de un sentido y un llamado de atención a lo que está sucediendo con los territorios y sus habitantes”.
“El sombrero del General Artigas, sostenido con su mano, se transforma en una suerte de llamador desesperado, que en oposición al del bronce oscuro del monumento, busca recuperar temporalmente el dialogo con las nuevas generaciones. Ahora con esta modificación lumínica y sonora intentan desdramatizar y reducir la solemnidad que traen estas esculturas, llevándolo hacia una estética más contemporánea en una nueva búsqueda de significados”, resaltan los curadores.

Intervención en paradas de buses, el domingo
El último punto del tour, será destinado a apreciar la obra de Mónica González, quien interviene varias paradas de buses en trayectos de la Avda. Mariscal López. En cuanto a la artista paraguaya, los curadores (Catálogo BIA 2015) afirman: “Conocida por sus instalaciones e intervenciones cuando participaba en diversas bienales; en esta oportunidad veremos obras no hechas de instrumentos y utensilios de cocina, sino instalaciones performáticas en estaciones de buses en las calles asuncenas, vestidas en tela de mosquiteros, creando así una situación insólita y extrema para el espectador. Intervenir paradas de buses no es cosa fácil, requiere una serie de elementos que llamen la atención y convoquen la mirada del público, de manera que despierten emociones diferentes y reacciones únicas en las personas que interactúan en la obra”.

Visitas a casas abandonadas
Las casas abandonadas que forman parte de la BIA 2015, podrán ser visitadas en el horario de 15:00 a 18:00, de jueves a domingos, horarios en los que contará con la presencia de guías voluntarios. Este circuito incluye a la Casa Pindu (José de la Cruz Ayala entre RI 6 Boquerón y Alas Paraguayas), el Castillo Pindu (Gumercindo Sosa y Guido Spano) y la Casa Montevideo (Montevideo, acceso Costanera). En el caso del Hotel Hispania (Cerro Corá entre Iturbe y Caballero) podrá ser visitado de martes a domingo, en el mismo horario de 15:00 a 18:00.

       
PATROCINADORES MASTER
AUSPICIAN

Apoyan


Colaboran